Tu novio queria ir a verte a tu casa, para darte la bienvenida después de un largo día en la escuela. Tu lo había llamado esa mañana, diciéndole que no te sentías bien y que no se iban a ver. Le dices que no se consiguiera la tarea y que se mantubiera lejos hasta que te mejoraras. Por supuesto, sin pensar en ello, tu novio estuvo de acuerdo y te dijo que mejoraras. Ese día, decides hacer lo impensable, acabar con tu vida. Decides cortarte, sangrar hasta la muerte. Tus padres se habían ido, no había nadie en casa, era el momento perfecto. Escribes unas cartas de despedida, las pones en la mesa de la cocina, con la esperanza de que una vez que tus padres vuelvan a casa, se darían cuenta de que después de leer las cartas ya era demasiado tarde, ya te habías ido. Caminas hasta el cuarto de baño para buscar las maquinas de afeitar… era un camino largo, el último paseo de tu vida. Piensas en tu novio, ni idea de como reaccionaria. No tenía la menor idea de lo que estabas preparando. No consigues pensar que nunca ibas a llegar a verlo de nuevo. Piensas en tus padres. Piensas en lo mucho que los ibas a decepcionar. Piensa en tu mejor amiga de la escuela. Todos los recuerdos que ambas compartian. Sonries ante la idea, pero luego recuerdas lo que íbas a hacer y se desvanece la sonrisa. Finalmente llegas al baño. Tomas una respiración profunda, vas a la caja y obtienes lo que necesitas para llegar a conseguir tu proposito. Antes de cortar la piel, susurras: “Lo siento”. Y cortas la parte mas delicada de tu cuerpo. La sangre brota de tu muñeca, te caes al suelo, jadeando de dolor. Tus ojos revolotean, se cierran, ya que el dolor se vuelve insoportable. Tu sangre gotea cerca del piso. tomas una respiración profunda antes de caer en un sueño. Mientras tanto, tu novio decide que sería una buena idea ir a verte y darte un poco de sopa para el almuerzo. Por lo general, sólo entra por lo que abre la puerta de tu casa gritando tu nombre. Cuando nadie responde, camina más hacia el pasillo, mirando a izquierda y derecha. Por supuesto, el baño está a la derecha de la sala, la puerta abierta totalmente. Tu cuerpo yace en un charco de sangre junto a la puerta abierta, tu cuerpo esta tendido en contra de los gabinetes. La boca de su novio es una “O”, el shock no lo deja emitir un sonido. Pero rápidamente reacciona, corriendo hacia donde estas. Coge tu cuerpo, sacudiéndolo suavemente y dice tu nombre. Cuando no respondes, él empieza a temblar violentamente, comienza a decir tu nombre alzando la voz. Sin embargo, no hay respuesta. Tu novio está llorando, las lágrimas corren por su rostro. Él todavía sigue gritando tu nombre, esperando una respuesta. No obtiene ninguna. Se detiene sacudiendo su cuerpo, apoyando tu cabeza en su estómago. Después de unos minutos, se calma, tomando su teléfono celular y marcar el número de la ambulancia. Llegan corriendo, tu novio no se aleja de tu lado. Después de ser trasladada al hospital, pocas horas después, se anuncia que estas muerta. Tu novio cae en shock, no registra el hecho de que no estaras en la tierra nunca más. Tus padres lloran desconsoladamente en los brazos del otro, repitiendo “esto es nuestra culpa.” ¿Tu mejor amiga? Ha caído en las sillas de la sala de espera, gritando con tanta fuerza, que está a punto de vomitar. Todo el mundo en la sala de espera está mirando a ese grupo pequeño, sintiendo por ellos. Una semana más tarde, hay un funeral celebrado para ti. 500 personas y más aparecen para honrarte. Todo esta lleno de lágrimas y tristeza. Ninguna persona está sonriendo. Todo el mundo sabe que a lo mejor si huebiesen echo algo, aún podrías estar aquí. Todos se echa la culpa. Tu novio, no ha hablado con nadie desde aquel día. Tu mejor amiga, no ha comido en días, tal vez un trozo de comida de vez en cuando, pero no más que eso. Tus padres? Tu madre ha caído en una depresión. Tu papá? Ha estado al igual que tu novio, no ha dicho una palabra desde entonces. Todos los días, se queda mirando la TV con una expresión en blanco. Toda la escuela? Hay una foto tuya en frente, un tributo, se podría decir. Nadie es el mismo de antes. Tu sonrisa puede alegrarle el día a alguien. Tu risa pode hacer sonreír a alguien, incluso cuando no quieras hacerlo. No pienses que estas sola o solo, siempre habra gente que te quiere y desea estar a tu lado. Sonrie cuando todo este negro, no te dejes invadir por los problemas, intenta ser feliz, por que te queremos ver feliz.

19 notes

s-andee:

whoa, this kinda blew my mind.

s-andee:

whoa, this kinda blew my mind.

464,293 notes